UNA RESIDENCIA TERRORÍFICA

Por segundo año consecutivo, los usuarios de la RGA y del Centro de Día Aspramif han celebrado la fiesta de Halloween. Nuestros talleres se han convertido en auténticas fábricas de calabazas, murciélagos, telas de araña y un sinfín de elementos con los que hemos decorado nuestras instalaciones. Trabajadores y residentes se disfrazaron para la ocasión y representaron escenas terroríficas en el pasaje del terror. Agradecemos de forma especial la dedicación de nuestra antigua compañera Yolanda que se prestó desinteresadamente para que este día fuese de miedo. Al finalizar la respresentación tomamos un piscolabis puesto que la ocasión lo merecía.